Acabamos de salir de una ola de calor y ya estamos pensando en las siguientes. La realidad es que los veranos cada vez son más calurosos. Al mismo tiempo, la energía no deja de incrementar su precio. Así que todos nos preguntamos qué podemos hacer para que la casa se mantenga fresca durante más tiempo. La respuesta tiene que ver con la forma de usar las persianas.

¿Cuándo subir las persianas y cuándo bajarlas?

En verano, las casas tienen tendencia a acumular durante largas horas el calor solar, con lo que es necesario gastar mucha energía en aire acondicionado para mantener una temperatura agradable en el interior. Pero con pequeños trucos podemos mejorar este problema.

Uno de estos trucos tiene que ver con el uso eficiente de ventanas y persianas. Durante la noche, aprovechando la bajada de la temperatura, se deben abrir ventanas y persianas para refrigerar el hogar.

Y durante el día, hay que cerrarlas para evitar que entre el calor. También son muy recomendables los toldos, ya que son la primera barrera contra los rayos de sol.

La forma de usar las persianas para mantener la casa fresca

Y si estamos fuera de casa, ¿cómo dejarlas?

Todo depende de si solo vamos a ausentarnos durante unas horas o, por el contrario, pasaremos varios días alejados del hogar.

Lo que sí podemos asegurar es que no es recomendable que pasen mucho tiempo ni subidas ni bajadas, pues puede dar pistas a los ladrones y okupas. En caso de tener persianas manuales, podemos solicitar a algún familiar o amigo que las vaya cambiando de posición.

Sin embargo, la mejor solución es instalar persianas eléctricas automáticas, que se pueden programar desde el teléfono aunque estemos fuera de casa.

Sin necesidad de obras y con un presupuesto menor de lo que te imaginas, Persianas Flores domotizará tus persianas. ¿Quieres charlar sin compromiso sobre el tema? Contáctanos.

Contacto

Últimas noticias

  • agosto 23, 2022
  • junio 23, 2022